Las tres 'b' de Avistar

En los tiempos que corren quizás muchas veces buscamos por razones económicas productos denominados recientemente 'low cost' o como nosotros diríamos baratos. En el mundo de la caza como cualquier otro también los hay, pero como bien sabemos lo barato no siempre es barato, y aveces no da el resultado que esperábamos. Este caso no es precisamente el de los visores de caza de la marca Avistar, como si de una utopía se tratase, podemos decir que cumplen perfectamente con las conocidas tres 'b', bueno, bonito, y barato.

 

Un visor que dentro del colectivo cinegético está teniendo muchos adeptos y muchos halagos, no necesita de mucha publicidad para ser un visor muy deseado, la mejor publicidad es la que no se paga. Cada vez son más los cazadores que lo compran, se interesan y lo buscan, porque lo han probado o bien un amigo se los ha recomendado...

 

Tienen una calidad más que aceptable  y un precio imbatible, el más alto de la gama el visor 3-12 x 56 con retícula iluminada se sitúa en 263€, muy por debajo de la media.

 

El periodista especializado en caza Jean Pierre Bourguignon, hizo para la revista Caza Mayor una serie de pruebas extremas de estos visores para corroborar su calidad.

 

Después de desembalar la gama completa de Avistar, puedo comprobar que vienen bien presentados y embalados. Todos ellos montan retícula iluminada 4A con reóstato, lentes con revestimiento multicapa, resistente al agua y a la niebla, tubo de aluminio de una pieza de gran resistencia y retícula en segundo plano. Carecen de efecto túnel, la regulación dióptrica se realiza con suavidad y precisión. El zoom preciso y continuo sin saltos. La retícula 4 Dot iluminada está en segundo plano focal.

Las pruebas que se sometieron a estos visores o como el autor las denomina 'perrerias' son las siguientes:

 

1. Sujetando el visor en un sargento de banco cuidadosamente y situando un blanco a 50 metros, probó todos loas aumentos y el blanco se mantuvo siempre en el mismo sitio, los visores económicos suelen variar.

2.Dejó caer sobre un cojín a la altura de un metro, para ver si el aguante y lo soportó.

3.Mojó el visor con una manguera durante diez minutos, no entró agua ni dentro de las torretas, ni dentro de las lentes.

4. Dejó el visor a pleno sol durante una hora, y quemaba al cogerlo, pero ningún daño.

5. Lo metió en un congelador durante media hora  y al sacarlo seguía igual.

 

Las conclusiones que él obtuvo de los visores Avistar, que se comportan magníficamente y que no han dado ningún fallo según las pruebas que se han realizado, por lo tanto un excelente visor para rifles de bajo-medio costo, con unas prestaciones que arreglo a su precio son inigualables, y como nosotros hemos podido comprobar por nosotros mismos y nuestros clientes nos dicen los mejores en relación calidad precio, los buenos, bonitos y baratos.

Escribir comentario

Comentarios: 0